2024 BMW X6 xDrive40i, manteniendo vigente el eslogan de la marca.

You are currently viewing 2024 BMW X6 xDrive40i, manteniendo vigente el eslogan de la marca.

Por: Roger Rivero

Acompañar la venta de cualquier producto con un eslogan llamativo siempre ha sido una buena estrategia de mercadeo. El “Just Do it” de Nike o “I’m Lovin’ It” de McDonald’s son buenos ejemplos, sin embargo, en la industria automotriz pocos han logrado crear lemas publicitarios exitosos.

Una de las pocas excepciones es BMW, que desde hace más de 50 años utiliza: “The Ultimate Driving Machine” que podríamos traducir como: La mejor máquina para conducir.

Hace menos de diez años, BMW lanzó un anuncio en el que afirmaba audazmente: “No hacemos coches deportivos. No hacemos SUV. No hacemos híbridos. No hacemos sedanes de lujo. Solo hacemos una cosa. La máquina de conducir definitiva”.

Los SUV o vehículos utilitarios no son precisamente valorados por su manejo deportivo, y BMW, que ahora fabrica muchos más SUV que sedanes, ha tenido que poner mucho empeño para seguir siendo, “The Ultimate Driving Machine”.

Esta semana probamos el 2024 BMW X6 xDrive40i, que viene dotado de un motor turbo de seis cilindros en línea, capaz de producir 375 caballos de potencia, nada mal para ser el modelo base de los X6. Si esta potencia le pareciera poca, podría optar por un X6 M60i, con la “melodía” de 523 caballos.

¿Qué hay de nuevo?

La gama X6 2024 se renueva en estilo, prestaciones y nuevas tecnologías de infoentretenimiento y asistencia a la conducción.  Al motor de seis cilindros en línea le incorporan un sistema híbrido suave (mild-hybrid) más sofisticado que antes para mejorar el consumo.

En el interior, hay un nuevo sistema de infoentretenimiento de doble pantalla y una gama más llamativa de opciones de acabado, que ponen al X6 en línea con los miembros más nuevos y caros de la gama BMW.

¿Cómo se ve desde afuera?

Hace algunos años la insólita silueta de “SUV coupé” no era del todo elogiada, pero ya es común encontrar estos modelos que invocan la forma de un dos puertas, a pesar del de que tiene cuatro y, por tanto, desafía la propia definición de la palabra “cupé”.

El X6 no se parece a la mayoría de los SUV del mercado, quizá con la excepción del propio X4 de BMW. Esto puede jugar a favor del X6, aunque algunos quizá prefieran formas más convencionales como las de los BMW X5 o X7.

Las rejillas frontales sobredimensionadas y de aspecto enfadado son ahora norma en los autos de BMW, y el X6 no es excepción. Destaca aquí la iluminación LED que han agregado a la rejilla en forma de riñón.

¿Y por dentro?

El 2024 BMW X6 hace justicia al prestigio lujoso de la marca. El habitáculo es convincentemente exclusivo, con materiales de alta calidad, detalles suaves al tacto y tecnología desplegada en grandes pantallas. Creo que no exagero si considero a este, como el auto más cómodo que he probado en lo que va de año, al menos en los asientos delanteros. Vienen con calefacción y tapizados en piel sintética, y sus 16 ajustes hacen posible encontrar una posición cómoda para cualquier tipo o forma de cuerpo.

Los asientos posteriores no son tan generosos en espacio para las piernas, mientras que la capacidad de carga sufre debido a la inclinación del techo. Tiene 27.3 pies cúbicos para almacenamiento tras los asientos de la parte posterior, capacidad que, si bien no es poca, si es menos de lo que autos similares ofrecen. 

Tecnología y seguridad

La pantalla táctil de 14,9 pulgadas (38 centímetros) se fusiona con la del cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas, en un único cristal curvo inclinado hacia el conductor que subraya el lujo y modernidad del X6.

La mayoría de los botones del climatizador están integrados en la pantalla táctil, mientras que BMW sustituye en este modelo la palanca de cambios por un selector de botones.

La lista de características de serie sigue creciendo, incluyendo este año un techo solar panorámico y plataforma de carga inalámbrica. Las principales prestaciones de seguridad también están integradas de serie, aunque por el precio de este modelo, nos hubiese gustado que algunas como el control de crucero adaptativo o el sistema de cámaras envolventes viniera incluido.

El X6 está equipado con el sistema de infoentretenimiento iDrive de BMW. Los gráficos son modernos y las respuestas rápidas, pero tomará algún tiempo encontrar opciones algo ocultas entre los abundantes menús. Otras características tecnológicas incluyen una nueva llave digital para usuarios de teléfonos Apple y Android, estacionamiento automatizado controlable desde el interior o el exterior del vehículo, y un nuevo sistema semiautomatizado de conducción, capaz de alcanzar velocidades de hasta 85 millas por hora o 135 kilómetros en autopistas seleccionadas.

¿Cómo se conduce? 

Hacer justicia a la consigna de la compañía debe ser el mandato de los grupos encargados de diseñar y ejecutar cada modelo de BMW. Los del X6 sacan el pecho, con tres versiones de buen rendimiento. El BMW X6 xDrive40i como el que nosotros probamos viene con un motor 3 litros y seis cilindros en línea ayudado por el sistema híbrido suave, que en conjunto producen 375 caballos de potencia. Le sigue el X6 M60i que sube a los 523 caballos, pero aún hay más. Para los que estén en busca de excitante diversión reservan el X6 M, con la friolera de 617 caballos. 

Claro que evaluamos aquí el X6 xDrive40i, un SUV que mayoritariamente será utilizado en recorridos dentro de la ciudad, donde no decepciona, por la aceleración gentil o fuerte cuando se necesita, y que logra un consumo moderado de combustible, gracias al sistema híbrido suave que, por cierto, no permite desactivar la opción de arranque y parada del motor, pero por suerte es bastante relajado.

En la autopista es silencioso y fácil de llevar, reservando potencia suficiente para los momentos en que se necesita adelantar a otros autos. Aunque esta no es la versión más estimulante de la serie, por su rendimiento, manejo certero y la confianza que el sistema de tracción brinda, no pondría entredicho que estamos en efecto, en presencia de “the Ultimate Driving Machine”. 

BMW ha conseguido con el tiempo mejorar el consumo de sus modelos, hasta el punto de que incluso algo tan grande como el X6, obtiene cifras razonables. Con el tren motriz básico, el xDrive40i rinde 24 millas por galón en manejo combinado (9.8 litros/100KM) 

¿Si quiero uno, por cuál me decido?

El BMW X6 2024 está disponible en dos acabados: xDrive40i y M60i. El primero comienza en los $73,900, estando disponibles varios paquetes de mejoras como el M Sport, Premium o Lexury Seating, los cuales elevarán aún más el precio de un SUV que no podríamos calificar como asequible.

El X6 M60i sube a los $93,600 y si alguien está interesado en la versión M de alto rendimiento, tenga en cuenta que su precio básico es de $127,200.

¿Contra quién compite?

En la categoría de SUV de lujo sus principales competidores serían los alemanes Mercedes-Benz GLE o Audi RS Q8, pudiéramos agregar a la lista el Porsche Cayenne, Jaguar F-Pace o el Genesis GV70.

Concluyendo

Como sucede con otros autos de lujo con precio elevado, muchas veces la compra solo se justifica por la necesidad de hacer una declaración de estatus, y quienes así lo planeen, quedarán satisfechos con el 2024 BMW X6.

Tiene una buena mezcla de utilidad, rendimiento y estilo único, para ofrecer algo diferente a quienes busquen hacer la diferencia.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera, los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.